A mediados del 2006 mi hija Vanessa llegó a casa con un Yorkie miniatura al que llamó Neru, un perrito hermoso de no más de 1 kilo de peso, demasiado pequeño. Quería ponerle ropa, pero en el mercado no había nada disponible ni de calidad para Neru, en ese entonces mi hija me propuso hacerle ropita, también en la universidad de ella le tocó de trabajo de grado crear un proyecto de negocio que incluyera marca, slogan, un producto físico y todo lo demás que necesita una empresa, ella llegó de la universidad con esta idea y me propuso hacerla realidad, al comienzo no estaba muy convencida de hacerlo, fue muy difícil para ella convencerme iniciar con el proyecto porque estaba muy ocupada en otras cosas. Pasaron casi 6 meses posponiendo la idea.

 

Yo soy diseñadora de modas y tenía un taller de alta costura donde solía hacer vestidos de novia, fiestas y ropa de ejecutivas. Empecé a alternar con la ropa para las mascotas como por dos años y me decidí por la ropa de los perritos, empecé a diseñar modelos siempre pensando en la comodidad del perrito y saqué un tallaje desde la talla 4 hasta la talla 14 y a medida que los clientes lo requerían fuimos aumentando las tallas, quedando desde la talla 0 hasta la talla 22.

Desde el momento que sacamos la primera producción, mi hija Vanessa se encargó de comercializarla y de entrada nos fue súper bien! Y así empezó todo. Me entusiasmó mucho el proyecto y empecé a diseñar, sacar moldes y más moldes, arreglarlos muchísimas veces hasta que estuvieran perfectos.

Nuestra mayor ventaja siempre ha sido ofrecer que las tallas encajen súper bien con las diferentes razas de perro, es por eso que somos la primera empresa de ropa para mascotas que maneja 12 tallas diferentes. Abarcamos desde un pincher miniatura recién nacido hasta un pastor alemán o golden.

También manejamos diferentes colecciones. Al día de hoy tenemos 40 referencias distintas disponibles en todas las tallas, 20 referencias de disfraces y la colección de fin de año que es la más hermosa.

En nuestra familia fue muy grato empezar con esta empresa porque amamos los animales. Para mí es un placer diseñar para ellos, es algo que amo y definitivamente la inspiración para todo esto que hemos logrado fue el Pequeño Neru de allí el nombre de la marca Little Neru.

De estos comienzos hace ya 11 años mi pequeño neru nos acompañó en este camino, aunque ya no está con nosotros, nos dejó a Romeo, su hijo. Que se ha convertido en nuestro nuevo modelo y fuente de inspiración.

Todo esto se ha consolidado gracias a nuestros clientes, son nuestra razón de ser y esperamos que nos permitan seguir siendo parte en la decisión de cómo vestir a sus queridas mascotas.

Aprovecho para dar gracias a todas las personas que han hecho posible este emprendimiento a las modistas madres cabezas de familia, estampadores, auxiliares, vendedoras y especialmente a mi hija Daniela que es partícipe de este proyecto de vida y que también le abrió las puertas a su propio emprendimiento.

Gracias Vanessa, tu idea de negocio me abrió las puertas a un mundo mejor.

Muchas gracias por leerme y permitirme crear moda para sus perritos, un abrazo.

Patricia Arango

Gerente Little Neru
Little Neru

Finales de 2006

Decidimos crear la primer ropa para el pequeño Neru

Marzo 2007

Empezamos a ofrecerle a las personas nuestra colección

Año 2009

Tomamos la decisión de enfocarnos solo en ropa para mascotas

Año 2012

Montamos nuestro punto de venta en un centro comercial

Año 2018

Creamos nuestra tienda en línea